Categorías
Noticias

¿Nuevo límite de ingresos asimilados a salarios?

Por si aún no estás actualizado, en diciembre 2020 se publicó el nuevo decreto que establece un límite para los ingresos por asimilados a salarios. En este artículo te platicamos más acerca de este decreto y sus características.

Antes de explicar la parte fiscal de este decreto, debemos definir la frase asimilados a salarios en este contexto.

Lo asimilados a salarios son personas que deciden prestar sus servicios profesionales a personas físicas o morales, pero que fiscalmente reciben un tratamiento similar al del régimen de sueldos y salarios.

Algunas de sus características son las siguientes:

  • Los trabajadores independientes se obligan únicamente a pagar un solo impuesto: el ISR.
  • Las empresas que los contratan realizan las correspondientes retenciones, no calculan el IVA y emiten CFDI de nómina para los pagos.
  • No existe una relación subordinada de trabajo. El pago se realiza de manera similar a los asalariados, únicamente para fines fiscales.
  • Los contribuyentes deben estar inscritos en el RFC.

Por lo mismo, quienes los contratan no están obligados a otorgarle prestaciones como seguridad social, aguinaldo, reparto de utilidades etc.

Ahora que entendemos a grandes rasgos el significado de asimilados a salarios, podemos pasar al decreto sobre el artículo 94 de la Ley de ISR.

«Cuando los ingresos percibidos en el ejercicio por los conceptos a que se refieren las fracciones IV, V y VI de este artículo, hayan excedido en lo individual o en su conjunto, setenta y cinco millones de pesos, no les serán aplicables las disposiciones de este Capítulo, en cuyo caso las personas físicas que los perciban deberán pagar el impuesto respectivo en los términos del capítulo que corresponda de conformidad con las disposiciones de este Título a partir del mes siguiente a la fecha en que tales ingresos excedan los referidos setenta y cinco millones de pesos.»

«Las personas físicas que se encuentren en el supuesto establecido en este párrafo, deberán comunicar esta situación por escrito a los prestatarios o a las personas que les efectúen los pagos, para lo cual se estará a lo dispuesto en las reglas de carácter general que emita el Servicio de Administración Tributaria»

Este decreto establece que las personas físicas que tributan en este régimen y que obtengan ingresos, no sean superiores a 75 millones de pesos en concepto de:

a) Honorarios por servicios prestados preponderantemente a un prestatario

b) Contraprestaciones derivadas de servicios personales independientes

c) Actividades empresariales

Esperamos que este artículo te haya servido. Si necesitas más información, contáctanos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *