Categorías
Noticias

EDOS y EFOS

¿Te encuentras en esta situación?

Hoy en día es muy común escuchar hablar de EFOS y EDOS, pero ¿realmente sabes de qué trata?

Hay algunas empresas que se dedican a elaborar facturas para posteriormente venderlas sin que exista la operación compra-venta del bien o servicio. Estás se les cataloga como Empresas Facturadoras de Operaciones Simuladas (EFOS)

Algunas de las características de estas empresas facturadoras son:

  • No cuentan con activos, personal ni infraestructura física.
  • No se localizan en el domicilio fiscal, o después de un tiempo desocupan sin dar aviso.
  • Comparten domicilio con otros contribuyentes, generalmente en zonas marginadas, virtuales o ficticias.
  • Socios no cuentan con recursos económicos, no declaran, son ilocalizables, habitan en zonas marginadas o fueron empleados.
  • Abren cuentas y las cancelan pronto. Presentan altos montos de facturación y pocos o nulos gastos.
  • Objeto social muy amplio, énfasis en intangibles, para poder ofrecer facturas acordes a las actividades de quien las compra.

En cambio, las Empresas Deductoras de Operaciones Simuladas (EDOS), son aquellas que se dedican a comprar las facturas con el fin de crear erogaciones y disminuir impuestos.

Algunas de las particularidades de las empresas deductoras son:

  • Por lo general cumple con sus obligaciones fiscales.
  • Está localizado en el domicilio fiscal que tiene registrado el SAT.
  • Tienen una actividad de donde la materialidad es visible.
  • Los socios generalmente están en la nómina, y tienen mayor cumplimiento que los EFOS.
  • Suelen reportar pérdidas fiscales o utilidades marginales. Generando un mínimo de impuesto a cargo.
  • Genera documentación ficticia para acreditar la materialidad de la operación (manuales, asesorías, capacitación, etc.)

Actualmente el SAT tiene un listado llamado “La lista negra” en donde ya han detectado qué empresas realizan operaciones simuladas.

Ahora bien, si has realizado alguna operación real con alguna de estás empresas simuladoras te preguntarás ¿qué puedo hacer?

Lo primero que debes hacer es revisar constantemente las listas negras de SAT para evitar cualquier situación que pueda afectarte.

En caso de realizar una operación real, deberás comprobarla con una documentación requerida en un plazo menor a 30 días hábiles.

Si es una operación simulada, deberás presentar declaraciones complementarias para poder corregir tu situación fiscal.

Si tienes alguna duda puedes acudir con nosotros y podremos brindarte una asesoría.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *